martes, 10 de diciembre de 2013

Filosofía de la Metáfora- Hacia la comprensión del Lenguaje





Dentro de las observaciones filosóficas que la acción crítica del lenguaje, se puede hacer se halla la metáfora como experiencia de sentido, pero también de significación, esto es, de decir algo, y algo con sentido.

De las formas más sencillas de significación, y por tanto de acción filosófica está la metáfora. Tanto así que pensadores como Heidegger, finalmente decidieron la expresión del pensamiento crítico-filosófico desde la metáfora. "La poesía es en todo igual a la Filosofía, y es superior a esta" señalaba dentro de sus memorias finales, una vez acaecida la ruptura con el nacional-socialismo alemán. Ya no había nada más que decir, no había mejor distancia, que la metáfora.

Eliott, nos regala la misma preocupación al discurrir la complejidad de composición que presenta la escritura del poema, del hacer "escritura poética" (Vease Mi Articulo, al respecto, en la siguiente entrada: http://mindandwords.blogspot.com/search/label/Paul%20Ricoeur.%20Filosofia%20de%20la%20Met%C3%A1fora.). Esta acción significante permite entender que la metáfora es una forma de expresión signica, con contenido significante, con capacidad de acción significativa, y al tiempo con capacidad de significación.

Ya no es una mera figura retorica, cuyo fin es adornar el lenguaje. Es una forma de lenguaje, con capacidad de crear y decir sentido. La única diferencia es que no consiste propiamente en un lenguaje directo, en un enunciado descriptivo de la realidad. No, habla de la realidad, referenciadola de manera indirecta, figurativa, señalándola con significados que exigen una acción cognitiva, reflexiva, analítica, interpretativa, y meramente estética. La razón, la metáfora no solo narra de la realidad, sino que puede refererirla, describirla, decir algo de ella. (Ibid, Eliot, una defensa de la Metáfora.)

Esto permite utilizar, la bina metafórica de Wittgenstein, en la que se habla de pato o conejo. No importa, lo que nuestros pensamientos crean traducir del signo, indistintamente, nuestra habilidad esta en llegar, a través de la imagen metáfora, a entender que sentido y significación se crean. Dicha compresión, deja saber que el Lenguaje, no es una formación directa, predeterminada, es una acción significante, aleatoria, una forma de ser y saber, de existir. Cada uno puede ver el pato o el conejo, finalmente son forma de metáfora, de decir la realidad, de entender



A Partir de la imagen anterior, se puede entender lo que Ausubel, indica al referirse al aprendizaje. Aprendemos sehun las proposiciones significativas, según los referentes de sentido. Descubrir que es Pato o Conejo, lleva a pensar, no solo en el ser en sí de la Imagen, sino en su sentido.

Esto permite, que le lenguaje, sea explorado, diverso, lleno de facultad significativa, llena de posibilidades de comprensión. El Lenguaje es todo, es Universal y contiene el Todo, y el Universo.
Al aprovechar el aprendizaje significativo se da la pauta, como lo indica, Ausubel y Hannasian de acceder al concepto desde el sentido mismo de éste, y no desde su exterioridad.

Un aula de clase, debe invitar al estudiante, a descubrir, a definir el significado, a reflexionar sobre el sentido, allegándose, a ejercicios de significación y de razonamiento, que no solo involucren al lenguaje, sino así mismo, a su entorno.

Toda actividad debe iniciar con una explicación del Objetivo, ¡El por qué! de las cosas, luego debe dar una presentación del objeto de estudio ¡esto es y puede ser!, así, se crea una situación de análisis, de reflexión, de saber pero también de indagación, no solo es saber, es entender, y en esto, la praxis, la discusión, la reflexión deben ir en busca del ¡Para qué!, para qué lo hago, para qué lo digo, para qué me ayuda a ser, a ver, a definir el mundo.

Esto culminara con una evaluación del sujeto en sí, del entorno y de los objetos que le rodean, del sentido que da y que pueden tener las cosas, los objetos, a saber que el Lenguaje es el limite del mundo, y que sin duda somos y estamos hechos de lenguaje.

De esta manera los docentes deben tener un papel asertivo en la creación de espacios de significación y en el desarrollo de los ejercicios que ayuden al estudiante a dar mayor pertinencia a su Lenguaje, pero también a las forma de significación que crea y desarrolla desde su lenguaje en sí. Aprender es una acción que involucra a todos los sujetos, pues el lenguaje abarca todos sin excepción. De modo que los estudiantes más allá de sus estilos de aprendizaje, son permeados por el Lenguaje, pues pertenecen a este y son parte de este, ya depende las dinámicas que el docente prevea para allanar la riqueza significativa del estudiante y sus capacidades de comprensión. Un imagen como lo vimos arriba, puede generar multiplicidad de retos y de sentidos, y sólo a traves de la orientación y el ejercicio justo, podrá descubrir cuales de esos sentidos puede amar y valorar en el desarrollo de sus vidas.



Luis Alberto Clavijo Mayorga


La Mente puede crear palabras

No hay comentarios.: